MÁS LÍOS. El año pasado, Strauss-Kahn fue acusado de violación. (Reuters)
MÁS LÍOS. El año pasado, Strauss-Kahn fue acusado de violación. (Reuters)

PARÍS (EFE).– El exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn pasó la noche en un calabozo de Lille, en el norte de Francia, donde continuará siendo interrogado por su presunta relación con una red de proxenetismo y por un delito de desvío de fondos.

Es la segunda vez que el exfuncionario, de 62 años, está tras las rejas luego de que, el año pasado, fuera enviado a prisión en EE.UU. al haber sido acusado de violación por una empleada de limpieza de un hotel neoyorquino.

La investigación está centrada en una red que proporcionaba prostitutas de lujo. El magistrado quiere establecer si Strauss-Kahn sabía que las mujeres que participaban en las fiestas a las que acudió en París y en Washington ejercían la prostitución.

Al término del interrogatorio, el juez podría decidir su liberación o procesarlo por proxenetismo y desvío de fondos, delitos que son sancionados con 20 años de cárcel.

SABÍA QUE

- El exdirector del FMI fue arrestado en mayo de 2011 en Nueva York, donde fue acusado de violación por una trabajadora del lujoso hotel Sofitel.

- Las contradicciones de la mucama llevaron a la Fiscalía a liberar a Strauss-Kahn sin cargos penales.