“Sorpresivamente nos dijeron: Váyanse”
“Sorpresivamente nos dijeron: Váyanse”

Perú21 conversó con Juan Choque Lloclle (40), uno de los 36 liberados. Tenía apenas tres semanas de haber ingresado a laborar a Skanska del Perú como conductor de máquinas. Nunca imaginó que viviría momentos de tensión con sus demás compañeros de trabajo.

Según el testimonio de Choque y de otros servidores liberados, en ningún momento fueron maltratados por los sediciosos. Asimismo, reveló que no hubo descoordinaciones entre ellos, aunque tampoco pudo confirmar si Martín Quispe Palomino, el llamado camarada 'Gabriel', fue quien –se dijo– habría liderado el secuestro.

"De un momento a otro nos despertaron por la madrugada y nos dijeron: 'Váyanse ya'. Nos enseñaron una ruta y, luego, caminamos sin saber por dónde estábamos, hasta que nos encontraron por la mañana", relató.

Choque refirió también que solo se alimentaron de sopa con fideos que les preparaba uno de los subversivos. "Uno de ellos nos dijo que eran miembros del Partido Comunista Peruano Revolucionario y que en la columna había, al menos, seis menores de edad que se encargaban de llevar las mochilas y otras cosas de carga de su gente", expresó.

"Espero salir mañana, quiero ver a mi esposa y a mis hijos; después nos acercaremos a nuestras empresas para ver qué nos dicen", comentó.

Otro de los liberados, Ronald Pacheco, coincidió con el testimonio de Choque. Manifestó que, de manera sorpresiva y sin mediar ninguna explicación, los narcoterroristas les pidieron que se fueran. "Nos señalaron el camino de regreso", relató a Radioprogramas.

Ya más tranquilos en la base de Kiteni, los trabajadores hicieron un círculo y elevaron oraciones y agradecieron a Dios por haber retornado sanos y sal vos.