Director ebrio fue sorprendido por los periodistas tratando de huir del plantel. (Diario Ahora)
Director ebrio fue sorprendido por los periodistas tratando de huir del plantel. (Diario Ahora)

Un bochornoso incidente protagonizó, el último miércoles, el director del Colegio Primario N° 33079 Javier Heraud, cuando fue intervenido totalmente ebrio en horas de clase e intentó escapar trepando, sin éxito, una de las paredes del referido plantel.

La intervención al docente, identificado como Rodolfo Palacios Soto, se realizó tras la denuncia de los padres de familia, quienes llegaron hasta la sede de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) para expresar su molestia por el recurrente estado de ebriedad del profesor.

Alertado del hecho, un grupo de profesionales de dicha dependencia, encabezado por su propia directora, Ahída Medrano, se acercó al colegio, en el distrito de Amarilis, y sorprendió a Palacios ebrio y con algunas botellas vacías de licor en su oficina.

Cuestionado por Medrano sobre su estado de embriaguez, el mal director intentó defenderse, pero solo atinó a decir algunas incoherencias.

Los padres, incluso, acusaron a Palacios de haber dejado una botella con orines en una oficina, pero este dijo que era "para regar una planta".

Aunque Palacios se comprometió a pasar el dosaje etílico, en un descuido intentó escabullirse trepando una pared pero, al ver a los periodistas, se soltó y cayó. Entonces, se encerró en su oficina.

IRREGULARIDADESLa directora de la UGEL-Huánuco aseguró que se iniciará un proceso administrativo sancionador contra el profesor por acudir a su centro de labores borracho y por la mala administración de los bienes del plantel, pues durante la inspección se detectó que el director no ha entregado las computadoras, los módulos de educación física ni los cuadernos de trabajo para el aprendizaje de los niños. "Aún tengo tiempo hasta diciembre", señaló cuando le pidieron el informe que debió entregar antes del inicio de clases.

DATOS

- El director no informó cuál fue el destino de cuatro de las 24 computadoras portátiles que recibió para los alumnos, pues en el colegio solo se hallaron 16 y 4 estaban en reparación.

- Además, Palacios no supo explicar en qué utilizó los cuatro mil 200 soles del dinero de mantenimiento.