Una mujer tiene que darse su lugar. Es importante que no permita que su pareja le falte el respeto. (Internet)
Una mujer tiene que darse su lugar. Es importante que no permita que su pareja le falte el respeto. (Internet)

Martha y Juan Carlos se aman y posiblemente se casen dentro de poco tiempo, pues ya tienen cinco años juntos. Ambos están seguros de lo que sienten, pero hay algo que amenaza su relación: él mira a toda chica que pasa por la calle y ella no soporta esta situación.

Martha lo considera un grave problema, pero prefiere no hablar. A veces se pregunta si está exagerando y se responde: todos son iguales. "¿Qué hombre no mira a una mujer bonita?", señala.

El asunto es que esto la llena de celos y de frustración. "No soporto ver a una mujer bonita cerca de nosotros. Esto se ha convertido en una obsesión: cada vez que salimos juntos, estoy al tanto de lo que ve y piensa Juan Carlos", lamenta.

Ella cuenta que varias veces lo ha sorprendido mirando con descaro el cuerpo de chicas, pero lo disculpa porque piensa que él no lo puede evitar y que es inconsciente de lo que hace.

Martha aún no encuentra explicación de por qué su pareja actúa así. Entiende en parte que quizá sea difícil que un 'macho' no se asombre al mirar a una mujer hermosa, pero le cuesta creer que esta situación sea tan distinta en el caso de las mujeres.

"Si me ama, no debería de mirar a otras chicas como lo hace. Yo siento que con él tengo todo y no necesito mirar a otros hombres", expresa.

NO A LOS EXCESOSEl sicólogo Pierre Salguero explica que, ante situaciones como estas, una mujer siempre debe darse su lugar.

"Si bien es bueno expresarle a tu pareja qué cosa te molesta, es malo repetírselo varias veces sin conseguir un cambio", sostiene el especialista.

En ese sentido, señala que es aceptable que un hombre, al estar junto a una mujer bonita, termine atraído por ella. "Sin embargo, lo que no es dable es que le falte el respeto a su pareja al mirar a la extraña de una manera obscena y descarada", refiere.

Advierte, asimismo, que existen hombres que ven a otras mujeres con morbo.

"Si se llega a esos extremos, lo mejor es que estas personas reciban alguna ayuda sicológica para superar su problema. De lo contrario, tendrán constantes roces con sus parejas pues las mujeres son muy atentas para percibir miradas", afirma el especialista.

DATOS

- A diferencia de los hombres, la mayoría de las mujeres no están en busca de varones atractivos. Menos aún si mantienen una relación sentimental.

- Si una mujer mira a un hombre, lo hace de una manera disimulada.