notitle
notitle

Guillermo Giacosa, Opina.21ggiacosa@peru21.com

Un poder sin sociedad. Este rol es ejercido por los mercados (…). Las sociedades realmente existentes son sociedades sin poder. Y todo esto no deja de agravarse".

Hoy no se sabe si el euro resistirá las reformas lideradas por Alemania y Francia con el acuerdo del Banco Central Europeo y el FMI. En todo caso, en Europa ya hay 23 millones de desempleados y 80 millones de pobres. No es difícil deducir que, con los dos grandes consumidores del planeta –EE.UU. y Unión Europea en recesión–, China producirá menos y nos comprará menos minerales a nosotros y a Chile, y menos comida a Argentina y a Brasil. Se puede vislumbrar, siendo pesimistas, una recesión global que transformaría nuestras democracias de hoy en democracias musculosas obligadas a acallar las inevitables rabias populares. Algunos califican la situación como "golpe de Estado financiero". Y creen que "los mercados han decidido tomar el poder". En Grecia y en Italia, ejemplifican, la evidencia es total. "Se ha colocado a personas que han trabajado de uno u otro modo con Goldman Sachs, especialista en colocar a su gente en puestos de poder, pero ahora al frente de países", dicen.

Para los Nobel Stiglitz y Krugman, hay que crecer inyectando dinero público. Pero no hay líderes con una visión más amplia del futuro. Por ahora gobiernan tecnócratas o pequeños políticos cuyas neuronas están habituadas a sumar y restar, pero no a imaginar soluciones integrales que pongan al ser humano y a la vida como objetivo a proteger.