Sicarios matan a niño de 4 años de un balazo

Familia de las víctimas ya había sufrido dos masacres anteriores, al parecer, por un lío de tierras.

HOIRRENDO CRIMEN. Parientes de fallecidos pidieron justicia. (Diario Ahora de Huánuco)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Un horrendo crimen mantiene conmocionados a los pobladores de Huánuco. Se trata deI asesinato de un niño de solo 4 años de edad que fue acribillado por presuntos sicarios, junto con su padre, cuando ambos retornaban a su vivienda, ubicada en la calle Santa Rosa, en el asentamiento humano Aparicio Pomares, a solo tres cuadras de la comisaría de Huánuco.

El menor iba con su progenitor –un vigilante identificado como Saturnino Germán Cruz Apolinario (34), quien trabajaba para una empresa que presta servicios a Telefónica del Perú–, así como con su madre, Rosa Santos Ambrosio, cuando fueron sorprendidos por desconocidos que les dispararon desde una motocicleta en marcha.

La progenitora del menor se salvó de morir al ingresar a una vivienda cuya puerta estaba abierta. Sin embargo, el niño recibió un tiro en la cabeza y murió en el acto. En tanto, su padre huyó de la escena, pero fue alcanzado por uno de los sicarios, que le descerrajó tres balazos que le destrozaron la cabeza.

Al lugar llegaron efectivos policiales y del Serenazgo de Huánuco, así como fiscales de la Sexta Fiscalía Penal Corporativa. Peritos de la Oficina de Criminalística encontraron seis casquillos de bala en el suelo.

La Policía sospecha que se trataría de un ajuste de cuentas puesto que Cruz Apolinario había salido recientemente de prisión por robo agravado. Además, no es la primera vez que su familia es víctima de una masacre ya que, en noviembre del año pasado, presuntos sicarios mataron a cuatro de sus parientes y, en marzo último, fueron asesinados tres más.

Hasta ahora se maneja la hipótesis de que el hecho se habría debido a una disputa familiar por una propiedad.

DATO

- La viuda de Saturnino Cruz declaró a la Policía que, en 2011, su esposo fue amenazado de muerte por su primo. Por ello, pidió garantías para su vida ante la Gobernación de Huánuco.

Ir a portada