Líder catalán no lo logró. (Reuters)
Líder catalán no lo logró. (Reuters)

BARCELONA (AFP).– Los nacionalistas conservadores de CiU, en el poder en Cataluña, sufrieron un fuerte retroceso en las elecciones regionales pese a seguir siendo la fuerza más votada al lograr 50 diputados.

El presidente catalán, Artur Mas, admitió que los resultados no le dan la "fuerza necesaria" para liderar el proceso separatista que buscaba iniciar con un referéndum.

Los independentistas, que se oponen a la política de recortes del presidente Mariano Rajoy, aspiraban a alcanzar 68 escaños para obtener la mayoría absoluta en el Parlamento.

La pretensión de separarse de España está bloqueada por la Constitución que señala que los referendos los convoca el rey, previa autorización de la Cámara de Diputados.