A BUEN RECAUDO. Operarios y técnicos de las empresas de gas abandonan Kiteni ante la amenaza de remanentes senderistas. (USI)
A BUEN RECAUDO. Operarios y técnicos de las empresas de gas abandonan Kiteni ante la amenaza de remanentes senderistas. (USI)

En avanzada. A solo tres días del último ataque al aeródromo de Kiteni, en el distrito cusqueño de Echarate, donde incendiaron tres helicópteros de la empresa Transportadora de Gas del Perú (TgP), una columna senderista incursionó en una zona por donde también pasa la tubería del gas de Camisea.

El objetivo: reivindicar el último ataque terrorista y "declarar" a Kiteni y Kepashiato como zonas liberadas.

El especialista en temas terroristas Pedro Yaranga dijo a Perú21 que, al promediar las 8 de la mañana de ayer, 12 subversivos bloquearon una de las vía de Tocto (Ayacucho) e informaron a los transportistas que Kiteni y Kepashiato estaban bajo su control. Asimismo, les advirtieron que las nuevas acciones terroristas serían a cualquier hora del día, lo que despertó el temor y produjo un éxodo en comunidades de esa zona.

"Los terroristas también señalaron que no están en contra de las empresas nacionales o transnacionales, siempre y cuando beneficien a los pobladores de la zona y al país antes que al extranjero", añadió el especialista.

ROBAN CAMIONETASYaranga también reveló que el mismo día del atentado contra el centro de operaciones de Transportadora de Gas, Martín Quispe Palomino, 'camarada Gabriel', le entregó una carta al vigilante en el que responsabilizaba a la empresa de Camisea por las acciones tomadas en contra de sus instalaciones. "Ellos ya saben cómo llamarnos", dijo el cabecilla. Cabe recordar que, en abril pasado, 'Gabriel' encabezó el secuestro de los trabajadores de las empresas Skanska del Perú y Constructora Modulares.

Según Yaranga, los testigos indicaron luego que 'Gabriel' tenía una de las manos vendadas el día del atentado.

Pero eso no es todo. El domingo –al día siguiente del ataque a los helicópteros–, otros 20 senderistas armados robaron dos vehículos de la Municipalidad de Kepashiato (un camión y una camioneta). Sin embargo, estos fueron devueltos por la tarde.

Los abandonaron en un paraje de Kiteni. "Los pobladores de la zona que apoyan a los subversivos solo dijeron que los vieron con armamento pesado. No quisieron dar más información", señaló Yaranga.

ZONA DE GUERRAEn tanto, el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, confirmó que lo ocurrido en Kiteni "es un acto de guerra" y producto de "una desinteligencia con la empresa (Transportadora de Gas) que, en su momento, prefirió que las Fuerzas Armadas y la Policía no estén en sus instalaciones".

Anunció que en adelante se implementarán mecanismos de seguridad en todos los centros de distribución de la citada compañía.

"Se debe tener muy en claro que el Valle de los Ríos Apurimac-Ene-Mantaro (VRAEM) no es una zona en la cual se pueda combatir el terrorismo con el desplazamiento de fuerzas militares o policiales en grandes contingentes. Eso no es posible, la zona es muy agreste. Por tanto, la acción de Inteligencia es la más importante", aseveró.

TENGA EN CUENTA

- Perú21 supo que, días antes del sabotaje a los tres helicópteros, Martín Quispe Palomino, 'camarada Gabriel', difundió una carta de ocho páginas en la que emite una versión con una carga ideológica y cuestiona los análisis e hipótesis de algunos expertos en temas de subversión.

- El mismo día del atentado, 'Gabriel' le alcanzó otro manuscrito al vigilante del aeródromo de Kiteni precisando que lo ocurrido es solo responsabilidad de la empresa y que los ejecutivos ya sabían cómo ubicarlo a él.

- El excomandante general del Ejército, Otto Guibovich, y el congresista Carlos Tubino coincidieron en señalar que el aeródromo fue desmilitarizado a pedido de la empresa Transportadora de Gas.