Siguen las protestas en La Paz. (Reuters)
Siguen las protestas en La Paz. (Reuters)

LA PAZ (EFE).– La seguridad ciudadana en Bolivia está amenazada por casi 21 mil pandilleros que van camino de imitar a las 'maras' de Centroamérica y hay agentes corruptos que deben ser purgados de la Policía, reconoció el Gobierno.

Un estudio en las 10 ciudades principales del país registró 700 pandillas, con 20,800 miembros de 12 a 21 años, que "beben, consumen droga, matan, en una realidad conmovedora y dramática", dijo el viceministro de Seguridad Ciudadana, el general en retiro Miguel Vásquez.

El funcionario, que comandó la Policía entre 2007 y 2008, agregó que está decidido a impulsar la "limpieza" de ese cuerpo, y agregó que cuando lo dirigía fue objeto de amenazas y de un intento de asesinato, lo que lo obligó a pedir su relevo.

En tanto, en La Paz seguían las protestas de los médicos, quienes se enfrentaron con los agentes del orden. Se reportó al menos cuatro heridos.