notitle
notitle

Guillermo Giacosa,Opina.21ggiacosa@peru21.com

Escribe o dice lo que quienes quieren convencernos del peligro iraní desean que creamos. Se trata de una campaña similar a las anteriores que, por turno, satanizaron a Vietnam, Irak, Cuba, Nicaragua, Chile, Afganistán, etc. Desde arriba dicen "los malos son" y nuestra prensa, acrítica, sigue las instrucciones. Trabajé en la Unesco con iraníes, cuando todavía lo gobernaban "los buenos", es decir, el Shah y su perversa policía secreta, y aprendí mucho sobre ese país. Por ejemplo, que los primeros ladrillos utilizados los hicieron los iraníes en el 5000 a.C. Que inventaron el laúd, que luego llevó al desarrollo de la guitarra. Que la primera declaración de derechos humanos la elaboró en Irán Ciro II el Grande entre 576 y 529 a.C.: lo que se llama hoy el Cilindro de Ciro, conservado en el Museo Británico. El primer frigorífico del mundo se diseñó en Irán en torno a 400 a.C. También inventaron las primeras pilas, y el científico iraní Rhazes fue el primer erudito del mundo que introdujo el uso sistemático del alcohol en la medicina en torno al 846 d.C. El Canon de Medicina, manual esencial en la historia de la medicina moderna, lo escribió el iraní Avicena hace casi mil años. Desde 1738, Irán no invade otros países, y su guerra con Irak fue inducida desde Occidente sirviéndose de su entonces socio Saddam Hu-ssein. Tampoco hay pruebas, según la CIA y otras agencias, de que estén produciendo armas nucleares, y las mujeres, a diferencia de Arabia Saudí, tienen activa participación en la vida pública.