notitle
notitle

Por: Richard Abecasis, Mis.Finanzasrabecasis@peru21.com

Una pausa en el trabajo es importante para recargar energías y evitar el estrés laboral. Y, para disfrutar mejor de ese receso, es necesario aplicar las reglas de planificación. Lo ideal es organizarse con una anticipación de entre tres y seis meses.

El experto laboralista Ricardo Herrera, del Estudio Muñiz, explica que anticipar una solicitud de vacaciones permite que el empleador reprograme el horario de sus trabajadores, lo que significa un ahorro para la empresa.Refiere que la mayoría de empleados con carga familiar coincide en salir de vacaciones en el verano o a mediados de año, por el descanso escolar.

BUSQUE OFERTASEl experto en temas de finanzas personales Juan Carlos Ocampo comenta que programar las fechas permite que el trabajador acceda a las promociones turísticas tanto locales como internacionales.

Si se planean las vacaciones con antelación y si se dispone de efectivo, se puede ahorrar entre 20% y 30% en ofertas de pasajes aéreos. Igual beneficio se puede obtener en hoteles y en atractivos turísticos, sostiene Ocampo.