Santos no fue bienvenido. (AP)
Santos no fue bienvenido. (AP)

BOGOTÁ (DPA).– La Policía colombiana detonó cuatro explosivos en la localidad de Toribio horas antes de que el presidente Juan Manuel Santos realizara un consejo de ministros en el convulsionado departamento de Cauca. Ante la imposibilidad de desactivarlos, las autoridades los hicieron estallar en forma controlada.

En la víspera, un niño perdió la vida y cinco resultaron heridos en un atentado con una motocicleta bomba en un sector rural del municipio de Argelia, en Cauca.

Santos se trasladó a la zona para tratar la situación de inseguridad, pero fue abucheado por los habitantes, que se negaron a dialogar con él. Los pobladores piden que tanto las FARC como el Ejército se retiren del lugar.