LO RESPALDAN. Los colombianos respaldarían un eventual retiro de la jurisdicción de La Haya. (Internet)
LO RESPALDAN. Los colombianos respaldarían un eventual retiro de la jurisdicción de La Haya. (Internet)

BOGOTÁ (EFE).– Aunque se pensaba que era solo un rumor, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó que analiza la retirada de su país del pacto que reconoce la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por su desacuerdo con el fallo en el litigio con Nicaragua.

"El nuevo grupo de abogados asociados está precisamente en eso y muy pronto se tomará una decisión", afirmó el mandatario.

Previamente la Presidencia anunció, a través de un comunicado, que Santos "está analizando con un pool de abogados el retiro de Colombia del Pacto de Bogotá".

Estos anuncios no despejan las dudas sobre si el Gobierno colombiano acatará o no el fallo, adoptado por unanimidad por los quince jueces del tribunal de La Haya el pasado 19 de noviembre, que redefine los límites marítimos colombo-nicaragüenses en el Caribe.

¿QUÉ GANAN?Un análisis hecho por el diario El País de Cali sostiene que, de retirarse del Pacto de Bogotá, Colombia podría proteger su territorio ante eventuales litigios internacionales.

Por ejemplo, se libraría de futuros diferendos que están congelados, como la lucha con Venezuela por el Golfo de Venezuela, y con Costa Rica por la frontera marítima.

De otro lado, la canciller colombiana, María Ángela Holguín, advirtió la semana pasada que de acuerdo al fallo emitido por el tribunal de La Haya, es posible que Nicaragua presente una nueva demanda para tratar de ampliar su zona marítima.

"Tenemos que cerrar esa posibilidad", habría afirmado la jefa de la diplomacia.

En tanto, Nicaragua no se había pronunciado hasta ahora sobre el anuncio hecho por el presidente colombiano. Sin embargo, el mandatario Daniel Ortega había dicho que Colombia "no tiene otro camino" que reconocer un fallo que es inapelable.

TENGA EN CUENTA

- El Pacto de Bogotá, firmado en 1948, obliga a Colombia a aceptar la jurisdicción de la Corte de Justicia de La Haya.

- El objetivo del tratado es de imponer una obligación a los signatarios para resolver sus conflictos a través de medios pacíficos.

- Entre los 21 países signatarios del tratado, solamente 15 lo han ratificado posteriormente, entre estos se encuentran Colombia, Chile y Perú.