ESTALLIDO. Agentes de la Policía inspeccionan el vehículo blindado donde viajaba el exministro. (AP)
ESTALLIDO. Agentes de la Policía inspeccionan el vehículo blindado donde viajaba el exministro. (AP)

BOGOTÁ (AP).– Un atentado con explosivos dejó al menos dos muertos y 31 heridos, entre ellos un exministro del Interior contra quien se presume estaba dirigido el ataque perpetrado en una calle del norte de Bogotá.

El presidente Juan Manuel Santos dijo en una declaración que en el ataque perecieron el chofer y un policía escolta del exministro Fernando Londoño (2002-2004), quien trabajó en el gobierno de expresidente Álvaro Uribe (2002-2010).

"Al doctor Fernando Londoño le hicieron un atentado cuando iba en su automóvil blindado", manifestó Santos. "Afortunadamente el doctor Londoño está estable, está en el hospital", agregó.

En tanto, las autoridades colombianas investigan si este ataque fue mediante el sistema de "bomba lapa", pues todo apunta a que los autores pegaron el explosivo en el vehículo de Londoño cuando estaba detenido en un semáforo.

Este ataque ha sido el peor desde el 7 de febrero del 2003, cuando en un bombazo a un exclusivo club de la ciudad, murieron 36 personas y más de 200 resultaron heridas.

CULPAN A LAS FARCPor su parte, la policía colombiana responsabilizó a la guerrilla de las FARC de esta incursión que ha conmocionado a los bogotanos.

"Sí, indudablemente y sin motivo de equivocación debemos decir que detrás de esto están los terroristas de las FARC", sostuvo el general Luis Eduardo Martínez, comandante de la policía metropolitana.

Sin embargo, el presidente Santos señaló que las investigaciones no han identificado todavía a los responsables de este acto violento, ni han encontrado nexos con un carro bomba que fue desactivado poco antes.

"Seguiremos investigando", manifestó el mandatario.

TENGA EN CUENTA

- El exministro de Interior y Justicia Fernando Londoño (2002-2004) es un polémico abogado y economista que ha destacado por sus feroces críticas a las FARC.

- Durante su carrera política, Londoño se opuso con firmeza al canje de secuestrados por guerrilleros presos y criticaba al presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

- A través de un programa radial seguía rechazando el accionar de la guerrilla.