LA HISTORIA SE REPITE. El caos se apoderó ayer de Espinar. ¿Hasta cuando? (USI)
LA HISTORIA SE REPITE. El caos se apoderó ayer de Espinar. ¿Hasta cuando? (USI)

Violencia y muerte en Espinar. El octavo día de protestas contra la minera Xstrata, en el Cusco, se tiñó de sangre y terminó con dos campesinos fallecidos por disparos y por lo menos 40 heridos (30 policías y 10 manifestantes).

Los enfrentamientos fueron constantes y comenzaron muy temprano cuando las turbas, primero, intentaron bloquear la vía de acceso a la mina Tintaya, en la zona alta de Marquiri, y, luego, trataron de tomar el campamento de la empresa.

Los radicales, organizados por el Frente de Defensa de Espinar, atacaron con palos, hondas y piedras a los agentes, mientras las fuerzas del orden los repelieron con bombas lacrimógenas y hasta disparos. A las 2 de la tarde, la situación se volvió incontrolable y dos jóvenes fueron heridos de gravedad.

Posteriormente, la presidenta de la Junta de Fiscales del Cusco, Elizabeth Ortiz, confirmó la muerte de los dos campesinos. Uno de ellos fue identificado como Florencio Mamani Puma.

SECUESTROSLos actos de delincuencia no tuvieron límites. A las 4 de la tarde los revoltosos secuestraron al fiscal Héctor Herrera Mendoza y lo llevaron a pie y descalzo hasta la localidad de Yauri. Previamente rompieron las lunas e incendiaron su vehículo. El chofer logró escapar, según denunció el Ministerio Público. Por la noche, gracias a la intervención de la Vicaría de sicuani, el funcionario fue puesto en libertad.

También se informó que los agitadores prendieron fuego a un local de la Fundación Xstrata, quemaron los pastizales que rodean a la mina y amenazaron con incendiar locales y linchar a los que se oponen a las protestas.

Los desmanes no comenzaron ayer. La Defensoría del Pueblo señaló que en la madrugada del domingo una turba del Frente Único de Defensa de Espinar secuestró a diez trabajadores de Xstrata y se llevó cuatro vehículos. Los empleados de la mina fueron trasladados a la fuerza hasta el estadio de la localidad, donde fueron liberados por la noche.

En tanto, el director general de operaciones de Xstrata en el Perú, Luis Rivera Ruiz, afirmó a Biznews.pe que la empresa mantendrá abierto el diálogo, pero no cederá a los pedidos económicos adicionales del alcalde de Espinar, Óscar Mollohuanca.

ESTADO DE EMERGENCIAYa en la noche, en un recuento de los daños, el premier Óscar Valdés anunció que, para salvaguardar el orden público y garantizar el libre tránsito, el Gobierno declaró en emergencia, por 30 días, la provincia de Espinar. A su turno, el ministro del Interior, Wilver Calle, confirmó que solo ayer 30 policías resultaron con lesiones, con lo que se eleva a 76 el número de efectivos heridos en los últimos días. Aseguró que la PNP actúa en respeto irrestricto a los derechos humanos.

RECLAMO DEL PREMIERHoras antes de conocerse las muertes, el premier advirtió que se buscaba radicalizar las protestas debido a la falta de argumentos técnicos.

Además, enfatizó que el Gobierno denunció a varios dirigentes por los desmanes de los últimos días, pero aún no hay ni un solo detenido. Por ello, pidió el apoyo de la Fiscalía y del Poder Judicial. En RPP, criticó al congresista nacionalista Rubén Coa por incitar a la violencia.

En este escenario, el líder de Tierra y Libertad, Marco Arana, negó que esté detrás de las protestas, pero reconoció que visitó Espinar en varias oportunidades para reunirse con el burgomaestre.

TENGA EN CUENTA

- Un importante contingente policial de Madre de Dios llegará a Espinar.

- Un representante de los trabajadores de la minera dijo que unos 5 mil mineros esperan ser evacuados.

- Xtrata-Tintaya lamentó la violencia y ratificó su vocación de apertura y diálogo.

- Fuentes de la Policía informaron a este diario que una camioneta del Serenazgo de Espinar fue intervenida con armas de fuego, machetes y bombas molotov, lo que confirma la participación del alcalde en los hechos de sangre.