ESQUIVA. Ministra Patricia Salas respondió en forma escueta y, luego, se retiró rápidamente del Congreso. (César Fajardo)
ESQUIVA. Ministra Patricia Salas respondió en forma escueta y, luego, se retiró rápidamente del Congreso. (César Fajardo)

Pese a que el domingo la ministra de Educación, Patricia Salas, había asegurado que no dialogaría con el Comité Nacional de Reorientación (Conare-Sutep), el ala más radical del sindicato de maestros vinculado al pro senderista Movadef, los hechos demuestran que no dijo la verdad.

Su propio asesor se sentó a conversar con los dirigentes de esa facción y su sector es incapaz de identificar –tal como lo pidió el premier Juan Jiménez– quién está en el lado con el que el mismo Gobierno no negociará.

Después de que el asesor José Velásquez admitiera haber recibido a los cuestionados dirigentes, entre ellos a Edi Camones, representante del Sute-Ayacucho, la ministra Salas trató de justificar dicha reunión explicando que fue monseñor Salvador Piñeiro quien intercedió por ellos. No obstante ese encuentro, aseguró que no hay ningún diálogo con esa facción.

"Yo quiero pensar que él (Piñeiro) fue sorprendido por esas personas y que actuó de buena fe… Nosotros también actuamos de buena fe. Lo único que hicimos fue abrir la posibilidad de que esos grupos deslindaran con suma claridad de cualquier vinculación con el Movadef o de cualquier otro tipo de ideología violentista, terrorista. No han deslindado. Por lo tanto, no hay diálogo", aseveró.

El funcionario José Luis Velásquez, por su parte, señaló que Edi Camones engañó al presidente de la Conferencia Episcopal y a otras autoridades diciéndoles que no pertenecían al Movadef, pero que él tenía un documento en donde ella y Efraín Condori –denunciado por el Ministerio Público– manifiestan su apoyo al pedido para que el brazo legal de Sendero Luminoso sea reconocido como movimiento político. La pregunta es: ¿si sabía esto, era lógico que los recibiera en la sede del ministerio solo para pedirles que hicieran un deslinde?

EXPULSARÁN A MAESTROSPese a que fue el primer ministro, Juan Jiménez Mayor, el primero en asegurar que el Gobierno no negociará con los sectores radicales del Sutep, ayer trató de salvar la metida de pata del Ministerio de Educación manifestando que en ese encuentro "no se ha hablado nada sustantivo" y que lo único que se les ha dicho es que cualquier conversación se hará siempre y cuando se desmarquen de los movimientos extremistas como el Movadef.

"Esa instrucción ha sido muy precisa a todo el gabinete, de tal manera que no vamos a permitir ni vamos a tener ninguna negociación con esas fuerzas (Conare-Sutep)", enfatizó tras informar que la Procuraduría de Orden Interno denunciará formalmente a los "seudomaestros" que atacaron el aeropuerto de Juliaca y que el Ejecutivo estudiará la forma de expulsar a dichas personas del magisterio.

NO DESLINDANPor la mañana, Edi Camones y Efraín Condori aseguraron que la ministra había dado órdenes para que se abriera una "mesa de diálogo" con los docentes que se encuentran en huelga en el interior del país y que la condición para que se suscribiera un acta era que marcaran distancia del Movadef, de Sendero Luminoso, etc. "Todo eso se ha cumplido", respondió la dirigente.

Pero el deslinde se fue por la tangente. Camones rechazó tajantemente que la huelga esté dirigida por el Movadef y, a pesar de que su firma está estampada en el pronunciamiento a favor de ese movimiento pro senderista, osó pedir "que me demuestren el vínculo".

Lo mismo hizo Efraín Condori, líder del Conare-Sutep, quien dijo que está en contra de cualquier acto terrorista, pero solo para salir del paso. Cuando Canal N le preguntó si van a dejar el Movadef para ser escuchados por las autoridades del Gobierno, replicó: "Ese es un capricho de usted. Eso ni siquiera está planteado por el Ministerio de Educación".

Es más, sostuvo que ningún partido ni movimiento está dirigiendo las protestas, pero que eso no quita que los maestros tengan su propia filiación política. "El Sutep es un frente único, se ingresa por principio clasista, no se hace exigencia ni se discrimina a nadie por esas razones ideológicas", aseveró.

EDI CAMONES Y EL MOVADEF

- Edi Camones, secretaria general del Sute-Ayacucho, suscribió, el 29 de enero de 2012, un pronunciamiento de apoyo al Movadef.

- En dicho documento, los firmantes condenan "la persecución por las ideas, que apunta principalmente contra la ideología científica del proletariado", que es lo que alega el brazo legal de Sendero Luminoso.