Revelación germana. El zaguero de la selección dedica el triunfo junto a sus compañeros. (Reuters)
Revelación germana. El zaguero de la selección dedica el triunfo junto a sus compañeros. (Reuters)

Siempre tuvo pasta de crack. Desde que llegó al Schalke en la temporada 2007-2008, todavía juvenil, Carlos Zambrano ya se perfilaba como el jugador que hoy comienza a despuntar con luz propia en la Bundesliga. Convenció en su primera temporada en el equipo profesional 'minero' (16 partidos en la 2009/10), pero fue cedido al St. Pauli para que ganara experiencia.

En el equipo 'pirata' continuó su maduración. Tuvo un buen primer año, sufrió el sinsabor del descenso y las lesiones frenaron su ímpetu aunque no su talento. Pero ahora, físicamente pleno y con la motivación que da jugar en la Bundesliga –el DT Armin Veh lo fichó ni bien ascendió con el Frankfurt–, el 'León' ha llegado a reclamar su lugar a punta de rugidos, liderando a un equipo que ayer sumó su cuarta victoria al hilo para tomar la cima.

Con el peruano en el fondo, las 'Águilas' despellejaron al Nuremberg, le ganaron 2-1 y sumaron 12 puntos, tres más que el Bayern Múnich. El austríaco Hoffer (25') y el japonés Inui (60') encarrilaron el triunfo del Frankfurt, que supo aguantar los embates del local tras el descuento de Polter (76').

Doce de doce para el Frankfurt y cuatro partidos completos para el chalaco, que ayer solo salió unos segundos para ser atendido por un golpe en el muslo. No hay duda: este tiene que ser su año.

SABÍA QUE

- Zambrano jugó las últimas dos campañas en el St. Pauli, la primera en la Bundesliga y la segunda en la Bundesliga II.

- En su primer año disputó 20 encuentros. La temporada pasada, por las lesiones, apenas jugó diez.