Romney podría afectar las relaciones exteriores de Washington si llegara a la Casa Blanca.(AP)
Romney podría afectar las relaciones exteriores de Washington si llegara a la Casa Blanca.(AP)

Este es el mundo según el aspirante a la candidatura republicana Mitt Romney: los europeos son socialistas, los chinos manipulan la moneda, los rusos no son dignos de confianza en materia nuclear, los palestinos quieren destruir Israel, y Estados Unidos es demasiado generoso con su ayuda humanitaria.

Romney ataca al mundo con la misma fiereza con que enfrenta a sus rivales por la candidatura o al presidente Barack Obama. Y no solo a los blancos previsibles como Irán: también apunta a los aliados europeos, al considerar que abandonan el redil capitalista.

Con esta posición dura, Romney quiere dar fuerza a su mensaje de que el mandatario es blando con los enemigos de Estados Unidos y hace demasiadas concesiones a sus amigos. Es un mensaje que puede tener buena repercusión entre los votantes republicanos, que tienden a mirar el mundo exterior con suspicacia.

Pero cabe preguntarse si esta retórica no dañará las relaciones exteriores de Washington en caso de que el directivo de firmas de capitales de riesgo y exgobernador de Massachusetts llegue a la Casa Blanca.

SANTORUM ATACACon miras a las primarias de Michigan y de Arizona, que se realizarán el 28 de febrero, Rick Santorum atacó a Romney en varios frentes al impugnar sus valores, políticas económicas y coherencia en la ciudad donde este nació.

"Romney apoyó el rescate de Wall Street y decidió no apoyar el rescate de Detroit. Mi impresión es que el Gobierno no debería rescatar a nadie. Creo que esa es una posición mucho más coherente", dijo Santorum, que vinculó al presidente Obama con Romney al insinuar que ninguno de los dos, a diferencia de él, quiere liderar todo el país.

TENGA EN CUENTA

- Una encuesta de The Detroit News señala que Santorum tiene un 34% de apoyo en Michigan, frente al 30.4% de Mitt Romney, quien nació en Detroit y cuyo padre fue gobernador de este estado.

- En enero, el presidente Barack Obama recaudó 29.1 millones de dólares para su campaña y para el Partido Demócrata, una cifra que supera el ritmo que había impuesto en el último trimestre del 2011. Hasta el momento acumula US$250 millones.