MONARCA. Nadal jugó un gran partido y derrotó a un Djokovic que estuvo lejos de su nivel. (Reuters)
MONARCA. Nadal jugó un gran partido y derrotó a un Djokovic que estuvo lejos de su nivel. (Reuters)

"Después de vencerme siete veces seguidas, gracias por esta", le dijo con humor el español Rafael Nadal al serbio Novak Djokovic, luego de ganarle 6-3 y 6-1 la final del Masters 1,000 de Montecarlo. La frase va más allá de una broma, y suena a desahogo. Por vencer a un fantasma, por ganar ocho veces consecutivas en el Principado y por lograr, además, tener el récord de 20 Másters 1,000, superando por un título al suizo Roger Federer.

En la final de Montecarlo, Nadal consiguió el primer quiebre en el tercer juego del set inicial y negó posibilidades de quiebre a Djokovic hasta llevarse ese primer parcial. El español aumentó el ritmo en el segundo set y Djokovic no supo cómo reaccionar.

Un revés del serbio se fue largo y entregó otro quiebre a Nadal en el segundo game del último parcial y, aunque Djokovic también pudo quebrar cuando perdía 4-0, ese pequeño logro solo pospuso la inevitable derrota. "Siempre me gustó este torneo desde que era niño", dijo Nadal. "Es un torneo histórico donde ves a todos tus ídolos y eres como un niño jugando", señaló el mallorquí que dejó una frase para el final. "No voy a decir jamás que soy el mejor de la historia, porque no soy tan arrogante para decirlo", finalizó 'Rafa' que con sus logros contradice su última frase.

'NOLE' SIN BATERÍASin querer restar méritos al triunfo de Nadal, Novak Djokovic explicó que le faltó energía para la final del torneo.

"Perdí una gran cantidad de energía emocional esta semana", dijo Djokovic al recordar la muerte de su abuelo Vladimir. "Si quieres tener una oportunidad para vencer a Rafa en tierra, se necesita una energía extra que yo no tenía", finalizó el serbio.

SABÍA QUE

- Rafael Nadal lleva ahora 42 victorias seguidas, en un torneo en el que solo perdió una vez, en 2003, contra el argentino Guillermo Coria.

- El español no ganaba a Djokovic desde la fase de grupos del Másters de Londres de 2010.