notitle
notitle

Gianfranco Castagnola,Al.MercadoPara quienes en julio del año pasado temíamos que la 'Hoja de Ruta' hubiera sido un disfraz de la 'Gran Transformación' producido con fines electorales, este primer año de gobierno ha sido mejor de lo esperado. El presidente cumplió muchas promesas: compromiso con la estabilidad económica, respeto de los TLC, impuesto a la minería, alza de la RMV, Beca 18, Pensión 65, creación del Ministerio de Inclusión Social, etc. Pero, así como la performance ha superado las expectativas, las deficiencias en la gestión política y pública son notorias. Pareciera que no existen ideas ni capacidad de ejecución en áreas críticas como seguridad ciudadana. El avance económico –impulsado por la inversión privada– es indispensable para mejorar el bienestar de la población. Pero, si no viene acompañado de un funcionamiento eficiente del Estado, no habrá equidad de oportunidades. El presidente Humala tiene que decidir si en 2016 quiere pasar la posta como alguien que 'no metió la pata' o como alguien que dejó huella en el país.