notitle
notitle

Gianfranco Castagnola,Al.MercadoLa inversión que se requiere para lograr el cierre de la brecha de infraestructura en el país se estima en US$40 mil millones. Proyectos hay, pero tenemos autopistas concesionadas que están paralizadas porque las expropiaciones no avanzan; y tenemos líneas de transmisión licitadas que están detenidas por razones de 'permisología'. Contamos con dos operadores de talla mundial en el puerto del Callao y tenemos el mejor aeropuerto de Sudamérica, pero las vías de acceso a esas facilidades están colapsadas. Y hay obras inauguradas, como el Hospital del Niño y el de Chiclayo, que no funcionan porque no se les asignan partidas para equipamiento y operaciones. No es un problema de falta de recursos: el Estado sí los tiene –como jamás en los últimos 50 años–, y el sector privado, también. Tampoco es falta de interés, pues hay decenas de operadores privados, locales y de primer nivel mundial que están buscando invertir. El problema es, nuevamente, la ineficiencia del Estado. Soluciones sí hay. Sin embargo, ¿existe voluntad política para avanzar? No queda claro.