AMORES. En 2008 vivió un romance con la modelo Shannon De Lima, hoy novia de Marc Anthony. (AP)
AMORES. En 2008 vivió un romance con la modelo Shannon De Lima, hoy novia de Marc Anthony. (AP)

CARACAS (Agencias).- El candidato de la oposición a las elecciones presidenciales venezolanas, Henrique Capriles Radonski, estrenó su condición de nuevo líder de los adversarios del presidente Hugo Chávez con un reto al mandatario para no usar dinero público en la campaña.

Capriles ganó las primarias de la oposición con un 63.9% de los sufragios, es decir, 1'806,860 votos frente a los 867,601 del gobernador de Zulia, Pablo Pérez. Participaron 2.9 millones de electores.

"Le pongo el reto al Gobierno, hagamos unas elecciones equilibradas, respetando las reglas. Comprometámonos frente al país a no utilizar un bolívar del Estado para hacer campaña", dijo Capriles.

Asimismo, el gobernador de Miranda señaló: "No soy un mesías, ni pretendo serlo, soy un servidor público con un compromiso absoluto con nuestro país".

'EL JOVEN FENÓMENO'Capriles es un abogado de 39 años, soltero, católico y de ascendencia judía ruso-polaca por parte materna y judía sefardí del lado paterno. Sus abuelos maternos se refugiaron en Venezuela huyendo del antisemitismo que vivió Europa en la década de 1930 y de la Segunda Guerra Mundial.

Desde que se involucró en la política tuvo un ascenso meteórico. A los 26 años fue elegido diputado y se convirtió en el presidente más joven de la historia de la exCámara de Diputados. Dos años más tarde, ganó la alcaldía del municipio de Baruta, ubicado en el este de Caracas y fue reelegido cuatro años más tarde con más del 70% de los votos.

La victoria más significativa de su carrera fue en 2008, cuando derrotó al hombre de confianza y delfín de Chávez, Diosdado Cabello, en la carrera por la gobernación del estado de Miranda.

DATOS

- Henrique Capriles Radonski proviene de una familia acomodada, dueña de una cadena de cines y otros negocios.

- Entre sus propuestas se encuentra abrir el sector petrolero al capital privado.

- Quiere reforzar la democracia y el respeto a los derechos humanos, tan venidos a menos en su país.

- Se autodefine como centroizquierdista y admira el modelo brasileño impuesto por Lula da Silva.