Más de cinco mil policías permanecen en la zona. (Alberto Orbegoso)
Más de cinco mil policías permanecen en la zona. (Alberto Orbegoso)

Desde Nueva York, la alcaldesa Susana Villarán señaló ayer que asumía la responsabilidad política por las medidas adoptadas para recuperar la zona de La Parada.

"Asumo la responsabilidad política, yo no soy de las personas que se esconden. Esa zona tiene que ser rescatada de la delincuencia", expresó en declaraciones por teléfono.

Pese a las serias críticas por la improvisada intervención, Villarán dijo que "(fue) una operación perfectamente planificada, con anticipación, (coordinada) con la Policía Nacional, con el ministro del Interior y con conocimiento del primer ministro y del presidente de la República (…)".

"La Policía ha hecho la operación policial, ellos son los encargados, los que saben, (pero) yo soy la responsable, la persona que ha dicho que esto se tiene que hacer", manifestó.

"La Parada es una zona dominada por el hampa, por los delincuentes, una zona que tiene que ser liberada para que imperen el orden y la ley. Es un espacio que tiene que ser recuperado para la ciudad", agregó.

Por último, dijo que se impondrá el principio de autoridad y por eso se continuará progresivamente con la restricción del tránsito de vehículos pesados.

No obstante, a pedido del legislador Julio Rosas, Villarán deberá presentarse ante la Comisión de Justicia del Congreso con carácter de urgencia. También fueron citados el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza; el fiscal de la Nación, José Peláez, y el alcalde de La Victoria, Alberto Sánchez Aizcorbe.