notitle
notitle

Claudio Herzka,Al.Mercadocherzka@peru21.com

Es hora de que el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan) y la Autoridad Nacional del Agua se junten con expertos para proponer un plan de inversiones de 10 años. El objetivo debe ser construir una red de reservorios en todas las cabeceras de cuenca que dan a la costa. Hay que partir de los casos más urgentes. Para poner en marcha la inversión, se puede incluir en los requisitos de inversión minera y de hidroeléctricas que las empresas construyan reservorios. En este caso, el modelo de inversión puede ser deducible de impuestos futuros. Además, el Estado debe incluir en el presupuesto anual recursos para el programa nacional, y los gobiernos regionales deben contribuir a alimentar este programa con los ingresos por canon. El tema se vuelve más urgente considerando el peligro de que un calentamiento global puede afectar las reservas de agua que están en los glaciares de nuestra cordillera. Prever y no lamentar.