Los ministros de Energía y Minas, de Salud y de la Mujer supervisaron directamente las labores de rescate. (Andina)
Los ministros de Energía y Minas, de Salud y de la Mujer supervisaron directamente las labores de rescate. (Andina)

Martín SánchezEnviado especial

Al promediar las cinco de la tarde llegó la buena noticia: el taladro utilizado por los rescatistas para perforar las rocas y sacar del encierro a los nueve mineros que se encuentran atrapados desde el jueves pasado en la mina informal Cabeza de Negro, en Nasca (Ica), logró atravesar la gruesa pared y llegó hasta la cueva donde los trabajadores permanecen encerrados. Aunque todavía falta remover unos dos metros de rocas en un terreno bastante inestable, el rescate sería cuestión de horas.

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino –quien llegó en la tarde de ayer a la zona del accidente–, informó que los trabajos culminarían, a más tardar, esta mañana. "El equipo de rescate está siendo sumamente cuidadoso en su labor, ya que lo principal es resguardar la vida y la integridad de las personas que están atrapadas", dijo.

Hasta el cierre de esta edición, los rescatistas no habían logrado hacer contacto visual con los mineros. Sin embargo, Merino detalló que se avanzó 6.2 metros de los ocho metros que separan a los obreros del exterior. Adelantó que solo eran necesarios tres cuadros de madera más para llegar hasta la zona donde están los trabajadores. "Tenemos que ser prudentes con este tipo de rocas pues podemos estar avanzando y, si la roca se fractura, volvemos a retroceder, como sucedió en la mañana (de ayer)", manifestó.

El presidente Ollanta Humala también llegó en la noche de ayer al lugar y dialogó con los mineros atrapados. A su salida, señaló que ellos se sienten optimistas, a pesar de las limitaciones por estar atrapados bajo rocas.

Asimismo, deploró las condiciones en que trabajan los mineros por la falta de opciones para la formalización. "Poco se ha hecho en el país por formalizar a estos peruanos y, así como los trabajadores están atrapados en una mina, hay otros atrapados en la pobreza y en la falta de oportunidades por la ausencia de políticas y mejores condiciones de seguridad", refirió.

HUBO DEMORAEl rescate de los mineros se prolongó más de lo esperado porque, en la mañana de ayer, la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana Jara, indicó que los obreros serían sacados del encierro al mediodía. Empero, la detección de una falla geológica –que causó un pequeño derrumbe– obligó a los rescatistas a ir con más cuidado en el tramo final del túnel que se construye para llegar a la meta.

"Hay mucho cuidado en el manejo de las herramientas", declaró la ministra, quien calificó el trabajo en una zona tan inestable como una "labor de cirugía alta".

Durante el día de ayer, la comunicación de los trabajadores con las autoridades y con sus familiares fue fluida. Mediante una manguera, los obreros pudieron dar a conocer su estado de ánimo y de salud. Además, recibieron agua, así como sus alimentos líquidos, y también fueron asistidos para evitar enfermedades estomacales.

El director regional de Salud de Ica, Huber Mallma Torres, refirió que cuatro de los nueve mineros presentaron enfermedades estomacales. El más delicado es Félix Cucho quien, al igual que sus compañeros, fue rehidratado a fin de que no presentara complicaciones.

"En general, los trabajadores están lúcidos y con el ánimo al tope. Escuchaban que estaban trabajando y eso les causaba alegría porque el tiempo de su rescate iba disminuyendo", indicó.

Mallma mencionó que tres ambulancias y médicos especialistas en desastres, además de paramédicos, enfermeras y técnicos de salud, aguardan su salida, y dijo que, apenas logren sacarlos del encierro, los mineros serán trasladados a los hospitales de Ica y de Lima, si es necesario.

Igualmente, se supo que los mineros no saldrán todos juntos, sino en grupos y con lentes oscuros para evitar daños por la exposición directa a la luz tras varios días de encierro.

"Vamos a hacerles un triaje, evaluaremos quiénes ameritan salir rápido, y ellos serán los primeros en ser trasladados. Con los que estén en buenas condiciones tendremos tiempo para poder compensarlos", expresó.

DATOS

- Los mineros quedaron atrapados el jueves 5 tras una explosión causada por ellos mismos para facilitar la extracción artesanal de cobre. La mina Cabeza de Negro había dejado de explotarse en 1980, luego de la violencia terrorista.

- El hecho se conoció el viernes 6 de abril, cuando un grupo de trabajadores llegó a la ciudad de Ica para pedir ayuda a la Policía.

- Las labores de rescate se iniciaron el sábado 7, pero se complicaron por un derrumbe y por la falta de maquinaria especial para construir un túnel y llegar hasta los mineros.

- El último domingo, 15 expertos en minería subterránea de la empresa Antapite llegaron a la mina para colaborar con el rescate y con el armado de estructuras de madera para dar estabilidad al socavón.

- Los mineros atrapados son Roger Pariona, Jacinto Pariona, Javier Tapia López, Roger Tapia López, Cucho Aguilar, Jesús Jacatinta, Carlos Huamaní, Edwin Bellido y Julio Huaita.