Reorientación de RR.EE. es poco lúcida
Reorientación de RR.EE. es poco lúcida

¿Aída García Naranjo está calificada para ser embajadora en Uruguay? Ella también tiene la responsabilidad de representar al Perú ante la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi). Es un encargo técnico, son negociaciones comerciales internacionales. Si bien puede desempeñarse como embajadora, me parece bastante más difícil que tenga la capacidad para hacerlo ante Aladi.

¿No es la persona más idónea para el cargo?No para esa función. Pero en la embajada debe haber personal competente que podrá cubrirla hasta que aprenda.

También se ha previsto nombrar a Francisco Eguiguren en España…Es complicado. Eguiguren es pasible de una acusación constitucional por el manejo del caso Chavín de Huántar. España debe de estar preocupada por recibir a un embajador que será más amigo del PSOE que del partido de gobierno. No siendo un diplomático sino un político, eso tendrá particular significación.

¿Se usa a la Cancillería para premiar o ayudar a los amigos en desgracia?Es obvio que sí. Y para tejer alianzas políticas. Creo que la política exterior está compensando el manejo liberal del Gobierno en el campo económico. En la Cancillería no se hace política pragmática, sino lo contrario.

¿Eso significa que prima la izquierda?En todo el proceso de ascensos, por ejemplo, hay una preferencia muy marcada por dificultar la promoción de funcionarios que hayan tenido alguna relevancia en el Gobierno anterior o en la década de los 90. Naturalmente, todo es una derivación de la posición personal, política e ideológica de (Rafael) Roncagliolo, que fue un prominente miembro del velasquismo.

¿Se está maltratando a los diplomáticos?A los que no son afines a las preferencias políticas del canciller. En el caso del nombramiento de la embajadora en París (Cristina Velita), es evidente que la ley (del Servicio Diplomático) no se cumplió. Refiriéndose al cambio del embajador Arróspide a Rumanía, el viceministro Meier explicó, sin rubor, que ese maltrato se debía a que lo considera "fujimorista".

¿Se está retrocediendo en política exterior?Hay una reorientación poco lúcida y poco acorde con nuestros tiempos.

Entonces ¿cómo califica el manejo del canciller?No lo apoyaría. Prefiero no calificarlo, pero creo que las reorientaciones no son afortunadas. La política exterior es demasiado importante en el siglo XXI y debe estar determinada por una visión del desarrollo y del crecimiento económico muy clara.