El aislado respaldo de la bancada oficialista no impidió la arremetida de la oposición contra Patricia Salas. (Martín Pauca)
El aislado respaldo de la bancada oficialista no impidió la arremetida de la oposición contra Patricia Salas. (Martín Pauca)

Durante una hora y 34 minutos, la ministra de Educación, Patricia Salas, respondió ante el Pleno del Congreso a las 31 interrogantes del pliego interpelatorio presentado por la oposición "por su incapacidad y desidia" en la gestión y el eventual reemplazo de la Ley de la Carrera Pública Magisterial (LCPM) por una nueva norma de desarrollo docente.

Salvo la información de que la reforma magisterial costará unos S/.720 millones en 2013, Salas no dijo nada nuevo. Reiteró que el proyecto de ley de reforma magisterial se regirá bajo un principio meritocrático y que la incorporación total de maestros a la LCPM "habría demorado unos treinta años".

FINANCIAMIENTONo respondió, sin embargo, de dónde saldrán los recursos para concretar el anunciado aumento de remuneraciones a 270 mil docentes. Tampoco si está garantizado su financiamiento para los próximos cuatro años, y menos respondió por qué siendo presidenta del Consejo Nacional de Educación, en el anterior quinquenio, impulsó la LCPM y ahora pretende eliminarla.

En el marco de su exposición, Salas más bien procuró tranquilizar a los profesores que se acogen a la Ley de la Carrera Pública, indicando que se les ascenderá un nivel más. Asimismo, precisó que el Gobierno no está dispuesto a hacer concesiones a quienes hacen apología del terror; descartó haber negociado un aumento salarial con la facción de Conare-Sutep, y acusó a Sendero Luminoso de promover la huelga magisterial.

Sus palabras, sin embargo, no convencieron a los legisladores como se vio en el debate de casi siete horas. Javier Velásquez Quesquén (Apra) sostuvo que el proyecto del Ejecutivo es un "salto al vacío" con el que se pretende resolver un conflicto ideológico. Cuestionó que se "castigue" a los 55 mil maestros que se sometieron a la evaluación y que se "premie" a los que se negaron para satisfacer la demanda de una cúpula sindical.

MAGRO AUMENTOBasándose en cifras de la ministra, estimó que el aumento remunerativo fluctuará entre los 200 y 300 soles que distan mucho de lo que recibirían con la LCPM.

El vocero de Solidaridad Nacional, Michael Urtecho, a su turno, demandó precisiones del ministro de Economía respecto del financiamiento de la ley de reforma magisterial, cuestionó el retraso en la evaluación docente, y discrepó de la incorporación de los gobernadores en el comité de vigilancia por el riesgo de que se le dé un tinte político al proceso de evaluación. Esta misma posición expresó Yehude Simon, quien, no obstante, sí defendió la inclusión del Sutep en el proceso.

Kenji Fujimori, de Fuerza 2011, en tanto, le enrostró a Salas su postura sindicalista en favor del Sutep, contraponiéndose incluso a la posición del resto del gabinete. "Usted se ha convertido en el rostro de la improvisación", sentenció.

DATOS

- La titular de Educación sostuvo que la Ley de Carrera Pública Magisterial está vigente y será respetada hasta que el Congreso la modifique.

- Dijo que el Decreto 01 permite sacar a los malos profesores de las aulas, pero no del sistema educativo. El proyecto que plantea los elimina de este último.

- Reiteró su rechazo a posiciones extremistas de Sendero o del MRTA. No dialogará con el Conare para no legitimarlos.