PROTEGIDOS. La norma, que entrará en vigencia en 2013, permitirá acceder a información clara sobre créditos y depósitos. (USI)
PROTEGIDOS. La norma, que entrará en vigencia en 2013, permitirá acceder a información clara sobre créditos y depósitos. (USI)

Alicce Cabanillas@alicce en Twitter

El mes de octubre no podía terminar sin que el milagroso Cristo Morado atendiera, al menos, algunas de las plegarias de los usuarios del sistema financiero.

Finalmente, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) publicó el Reglamento de Transparencia de Información y Contratación, norma que dispone el inicio del proceso de racionalización de las comisiones que cobran los bancos, cajas, financieras y edpymes.

CARGOS ELIMINADOSLa nueva normativa implicará menos costos para los consumidores. Por lo pronto, el regulador decidió prohibir definitivamente las comisiones por disposición de efectivo de las tarjetas de crédito y por el exceso en el uso de la línea de estos productos.

Asimismo, eliminó el cobro por administración (mantenimiento) de créditos bajo la modalidad revolvente (tarjetas) y los cargos por emisión y envío de información sobre créditos y cuentas de ahorro, a través de Internet.

Para la SBS, son operaciones o servicios inherentes al producto financiero (en este caso, la tarjeta) por lo que no se justifica un pago adicional por parte del consumidor.

OJO CON LA LÍNEACon el fin de evitar el sobreendeudamiento de las personas, la Superintendencia también dispuso que los incrementos en las líneas de crédito requerirán el consentimiento previo del cliente. Toda esta normativa entrará en vigencia el 1 de enero de 2013.

LO QUE SE VIENEEn el marco del ordenamiento de las comisiones bancarias, la SBS ha publicado un proyecto que establece 22 categorías. Si las empresas no se adecúan a la normativa, serán sancionadas.

De acuerdo con Giovanna Prialé, exgerenta de Productos y Servicios al usuario de la SBS, con esta regulación se eliminará al menos la tercera parte de los cobros. Actualmente, los bancos aplican, en total, unas 5,000 comisiones, estimó.

No es el único cambio. El supervisor también busca que los pagos mensuales en las tarjetas de créditos vayan, primero, a amortizar las obligaciones que pagan más intereses (disposición de efectivo, por ejemplo) hasta llegar a las deudas más baratas (compra de artefactos en cuotas).

Estos dos últimos cambios son propuestas que la Superintendencia ha difundido para recibir comentarios (hasta el 30 de noviembre) y, tras una adaptación final, las pondrá en vigencia.