Tenemos recursos guardados
Tenemos recursos guardados

En diez años hemos pasado de ser un país de ingresos medios bajos a una economía de ingresos medios altos. Por eso, para fundaciones como la de Gates, que usan criterios generales para definir dónde ayudan, no requerimos más cooperación. Lo mismo ha pasado con programas del Banco Mundial, del BIF y de la CAF, para los que ya no calificamos. Eso pasa porque nuestra deuda neta como país (6% del PBI) es muy baja y, además, tenemos recursos públicos (más de US$20 mil millones) guardados en bancos que no utilizamos.