BAJAS DE SENDERO. Las fuerzas del orden atraparon a un terrorista. (Perú21)
BAJAS DE SENDERO. Las fuerzas del orden atraparon a un terrorista. (Perú21)

José ClementeEnviado especial a Kiteni, Cusco

Dos días después de la liberación de los trabajadores de las empresas operarias del Gas de Camisea en el distrito de Echarate en La Convención, Cusco, y las consecuentes muertes de dos policías y dos militares, además de diez heridos, las fuerzas conjuntas del Comando Unificado de Kiteni (CUK) ofrecieron ayer a los pobladores de este centro poblado menor –y de otras comunidades aledañas– una recompensa de 10 mil soles para quienes den con el paradero de los dos suboficiales PNP desaparecidos el jueves, tras el ataque al helicóptero en la zona de Lagunas, en Alto Pustakiato.

El CUK, presidido por el jefe del Comando Conjunto de las FF.AA., Luis Howell, e integrado por el viceministro de Orden Interno, Iván Vega, y el director de la PNP, Raúl Salazar, acordaron un cese o tregua a sus intensos operativos del fin de semana, para permitir también la búsqueda de 78 colonos y nativos desaparecidos tras los enfrentamientos entre las fuerzas del orden y las hordas terroristas que se movilizan por esa difícil zona selvática.

Dicho comando especial se reunió ayer en la base aérea de Kiteni con la alcaldesa de La Convención, Fedia Castro, el alcalde de Kiteni, Jorge Chávez, y los representantes de la Defensoría del Pueblo y de la iglesia, con quienes se comprometieron –además– a autorizar que dichas autoridades suban, hoy martes, hasta las alturas de Pustakiato, zona limítrofe entre los distritos de Echarate y Vilcabamba, para dar con los moradores desaparecidos.

LA DIRECTIVADe otro lado, fuentes militares acantonadas en la base aérea de Kiteni informaron a Perú21 que el presidente Ollanta Humala no solo llegó el domingo para saludar a los obreros y felicitar a los comandos de élite de la zona, sino para impartir directivas precisas de encontrar a los desaparecidos y capturar a los sediciosos que se movilizan en las zonas altas de la selva de Echarate y de Vilcabamba.

Precisamente, como parte de las acciones de seguimiento y captura de los terroristas que asaltaron el campamento, ayer fue detenido un segundo delincuente subversivo. El domingo había caído el primero.