Fue en el gobierno de Toledo, hoy aliado de Humala, que se reconoció su derecho al voto. (H. Aparicio)
Fue en el gobierno de Toledo, hoy aliado de Humala, que se reconoció su derecho al voto. (H. Aparicio)

El planteamiento del presidente Ollanta Humala para que se revise el artículo constitucional que consagra el derecho a voto de los militares mereció ayer el rechazo mayoritario de parlamentarios de distintos bloques políticos que advirtieron que la medida constituiría un retroceso en el sistema democrático. La eventual restitución del servicio militar obligatorio también generó críticas entre los políticos.

RETROCESOLos legisladores de Fuerza 2011, Octavio Salazar y Carlos Tubino, discreparon abiertamente con la propuesta del jefe de Estado. Mientras el primero señaló que los policías y militares "no son ciudadanos de segunda clase" y, por lo tanto, tienen derechos consagrados en la Constitución, el segundo advirtió que se "excluiría a un gran sector de la población", lo cual –agregó– sería contradictorio en momentos que el Perú se encuentra consolidando su sistema democrático.

"Sería un retroceso para nuestra democracia eliminar este derecho que de ninguna manera rompe la disciplina que caracteriza a las Fuerzas Armadas y Policiales", agregó, por su parte, Salazar.

A su turno, el portavoz de Alianza Por el Gran Cambio, Juan Carlos Eguren, refirió que el reconocimiento del derecho a voto de los militares ubica al Perú en la misma línea de otros países de la región donde el derecho a elegir es fundamental en el ámbito de los derechos humanos. "Los militares son parte del Estado, de la sociedad, no son seres extraterrestres y, en consecuencia, tienen derecho a decidir quiénes son sus autoridades distritales, regionales y nacionales. Eso, además, fortalece su civismo y compromiso con el sistema democrático", puntualizó.

En tanto, el vocero de Concertación Parlamentaria, Carlos Bruce, indicó que el voto militar "fue un avance" por lo que su eliminación sería un retroceso. "No hemos visto parcialización hacia algún candidato desde que fue instaurado. Si lo que se busca es garantizar la imparcialidad de los comicios, entonces que tampoco voten los servidores públicos", comentó.

Respecto de la propuesta del mandatario para que restituya el servicio militar obligatorio, Bruce estimó que no se justifica una medida de este tipo en la actual coyuntura. "No estamos en ningún conflicto armado ni tampoco somos Israel, que está en guerra constantemente. El servicio militar no hace mejores ni peores ciudadanos, no es determinante en la formación de las personas, es innecesario", subrayó.

SABÍA QUE

El voto de los militares fue aprobado por el Congreso en marzo de 2005 durante el gobierno de Alejandro Toledo, hoy aliado de Humala.

Según la Oficina Nacional de Procesos Electorales, en las últimas elecciones generales estuvieron habilitados para votar 153,024 efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

De este total, la mayor parte: unos 100 mil, pertenecen a la Policía.