Santos emplazó a guerrilleros. (Reuters)
Santos emplazó a guerrilleros. (Reuters)

BOGOTÁ (Reuters).– El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, rechazó una nueva exigencia de las FARC para liberar a 10 efectivos del Ejército y de la Policía secuestrados durante más de una década y pidió a los rebeldes que los entreguen de inmediato.

El grupo subversivo pidió el sábado al Gobierno que autorice una visita humanitaria a los rebeldes presos en las cárceles del Estado para proceder a la entrega de los rehenes.

"Una vez más las FARC le mienten a las familias, al país y a la comunidad internacional, poniendo una condición que nunca estuvo presente para la liberación de los secuestrados", señaló el mandatario.

De otro lado, el Ejército admitió que cometió un error en el último ataque guerrillero en el que murieron 11 militares colombianos.