Bombas destrozaron vehículos. (Reuters)
Bombas destrozaron vehículos. (Reuters)

AMÁN (Reuters).– Los rebeldes sirios colocaron bombas en el interior del cuartel general del Ejército ubicado en el centro de Damasco, en una jornada en la que las fuerzas del presidente Bashar Al Assad demolieron edificios en algunas zonas de la capital que han apoyado el levantamiento armado.

La televisión estatal dijo que cuatro personas resultaron heridas en este "ataque terrorista" perpetrado en el muy vigilado distrito de Abu Rummaneh, donde otro ataque con bomba mató a cuatro de los principales asesores de Al Assad hace dos meses.

"La operación estuvo dirigida contra oficiales del Ejército de Al Assad que han estado planeando y aprobando las masacres contra el pueblo sirio", señaló en una declaración en video una brigada del Ejército de Siria Libre.

En tanto, en el barrio de Hazza, al este de Damasco, las tropas del mandatario ejecutaron a 27 jóvenes por considerarlos sospechosos de apoyar a los rebeldes.