Molestia. Casillas vio la derrota de su equipo desde el banco. (Reuters)
Molestia. Casillas vio la derrota de su equipo desde el banco. (Reuters)

Hace siete meses amplió su contrato hasta el 2016. Hace siete meses se arrodilló ante su plantel como agradeciéndole la liga 32. Pero los meses pasan y la sonrisa desapareció de la cara de José Mourinho. Porque sigue peleado con los referentes, porque su Real Madrid (3° con 33), a 16 puntos del Barcelona, le dijo adiós al 'Bi' con la caída 3-2 en Málaga (4° con 31). Porque hay tormenta.

Ayer, en la Rosaleda, el primer 'bombazo' fue la suplencia de Iker Casillas (titular en todos los partidos, salvo en la Copa del Rey y en Champions ante Ajax). "Yo soy quien elige, y Adán está mejor que Iker", encaró Mourinho. Lo cierto es que el golero no tuvo responsabilidad ni en el zapatazo de Izco (49') ni en los remates de Roque Santa Cruz (73' y 76'). Si bien Madrid marcó dos, con autogol de Sánchez (66') y con Benzema (81'), la derrota lo dejó fuera de la lucha por el título. "No pienso dimitir", señaló Mourinho. Fiel a su estilo.

'PULGA' IMPARABLESe termina el año de Lionel Messi. El ariete del Barza (1° con 49) anotó un gol en la victoria por 3-1 en casa del Valladolid y sumó 91 goles en el año (26 en la liga). Los otros tantos fueron de Xavi (43') y Tello (91'). Los jugadores del Barza le dedicaron el triunfo al DT Tito Vilanova, quien se recupera luego de que le extirparan un tumor en la glándula parótida.