Ni rastros del paradero de la matricida Giuliana Llamoja

SE HIZO HUMO. Migraciones negó que la asesina confesa de su madre haya viajado a Ecuador. En tanto, el ministro del Interior afirma que la joven aún se encuentra en la capital, pero no sabe exactamente dónde.

La matricida sigue prófuga, pero apeló a la medida que la obliga a regresar a la prisión por otros cinco años. (USI)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Ni pelos ni señales. La ubicación de Giuliana Llamoja, la joven de 25 años que acabó con la vida de su madre, sigue en el misterio y lleva ya más de una semana prófuga sin que nadie sepa nada de ella.

En realidad, su vida siempre fue una incógnita. Antes de ser encarcelada, tenía constantes peleas con sus familiares que solo su padre, el juez Luis Llamoja, consentía.

Los cuchillazos que le asestó a su progenitora, a mediados de 2006, estuvieron cargados de rencor. Giuliana Llamoja fue condenada a 12 años de prisión por ese crimen. Luego obtuvo el beneficio de la semilibertad y sus pesadillas fueron plasmadas en versos. Quería ser poeta. Sin embargo, la joven no había aprendido la lección.

El martes 17 de enero de este año, el 28 Juzgado Penal para Reos en Cárcel de Lima encontró que ella habría incumplido las normas de comportamiento.

Todo indica que no tiene una vivienda fija ni un puesto de trabajo a tiempo completo. Además, habría viajado a diversas ciudades falsificando la firma de su exabogada, Rocío Cornejo.

EN LA CLANDESTINIDADPara Luis Llamoja, hermano de la matricida, hay indicios suficientes que probarían que su padre la estaría escondiendo.

Investigaciones de la Policía revelaron que la joven habría salido al extranjero desde Tumbes. La mañana de ayer, la PNP de esa ciudad desmintió que haya sido capturada en Ecuador. La oficina de Migraciones también descartó que exista un registro de ingreso "legal" al vecino país.

Horas después, el ministro del Interior, Daniel Lozada, sostuvo que la joven está en Lima, pero sin precisar exactamente donde. "Estamos haciendo investigaciones e, incluso, estamos pidiendo, a través de la Dirandro, si se pueden interceptar sus comunicación", refirió.

Fuentes policiales señalaron que hacen seguimientos en diversas viviendas limeñas para hallar pruebas de la presencia de Giuliana Llamoja o de personas cercanas a ella que la estarían ocultando.

"Solo así podemos solicitar una orden judicial para allanamiento. De lo contrario, debido a la influencia de su padre (Luis Llamoja), los investigadores podemos meternos en problemas", dijeron las fuentes.

¿QUISO RETROCEDER?El coronel Francisco Incarroca, director encargado de la Policía en Arequipa, confirmó la semana pasada que 50 agentes buscaron a Giuliana Llamoja en la Ciudad Blanca debido a que algunos de sus parientes lejanos viven en esa localidad.

Al respecto, trascendió que, el último viernes, un acompañante de Llamoja –que prefirió el anonimato– se habría comunicado con Jorge Carpio Valencia, abogado de Rosario Ponce en Arequipa por la muerte del estudiante universitario Ciro Castillo.

El letrado no quiso dar detalles de la comunicación. Solo indicó que el caso es complejo y que recomendaría que la joven se ponga a derecho.

LA DEFIENDENHarold Alva, quien sería su pareja, negó que Giuliana Llamoja haya incumplido las normas de conducta. "Solicitó un permiso para viajar a Guayaquil, trabajó hasta setiembre en una agencia de empleos e ingresó a San Marcos para estudiar Filosofía", expresó.

Por otro lado, el Poder Judicial informó que se ha admitido a trámite la apelación de la orden de captura porque "cumple con los requisitos". Por ello, Giuliana Llamoja debe dejar la clandestinidad para defender este recurso, que será evaluado en los próximos días en una audiencia pública.

DATOS

- Giuliana Llamoja no se presentó el jueves pasado a la Gobernación de San Borja para sustentar la solicitud de garantías personales que interpuso en contra de su hermano Luis Llamoja.

- En su Facebook colgó fotos con algunos amigos en la ciudad de Guayaquil. El viaje se habría realizado el año pasado.

- Rocío Cornejo, exabogada de la matricida, denunció que la joven falsificó su firma para salir del país. Además, aseguró que, luego, ella fue a reclamarle a su casa. "Rompió las ventanas de mi vivienda y me agredió verbalmente", dijo la letrada.

Ir a portada