notitle
notitle

Carmen González,Opina.21c.gonzalez@ceprovi.org

La mayoría es cobrizo. ¿Hay racismo además de corrupción y negligencia?

Hay racismo cuando se rechaza a las razas no dominantes. ¿Por eso es que a los del VRAEM se les hacina en cuartos sin servicios higiénicos donde tapan los huecos de las paredes con plástico para no congelarse, con armas que no sirven, con vehículos sin mantenimiento, sin municiones y con mala alimentación, entre otros?

La discriminación racial –desprecio, incluso, a las actividades que desempeñan los cholos y los pobres– no es novedad ni casualidad. Es consecuencia de un proceso que ya dura varios siglos en este país. Hay cambios muy leves, pero no políticas claras y valientes.

No hay 'blancos' que sean obreros en las minas o en las fábricas, ni como policías ni realizando trabajos menores. ¿Acaso no son 'cholos' los maestros? ¿Y cómo los trata el Estado? La Constitución Política dice que todos somos iguales, pero bien sabemos que esto no es verdad.

El racismo atenta contra el valor más alto del hombre, que es lo que nos eleva por encima de lo puramente animal: su humanidad. Hay que desaparecerlo. Nos denigra a todos. Esta es la 'Marca Perú' que debe desaparecer.