FATAL. Eduardo Valderrama confesó el crimen a la Policía. (Kelvin García/USI)
FATAL. Eduardo Valderrama confesó el crimen a la Policía. (Kelvin García/USI)

Eduardo Enrique Valderrama Izarnótegui, de 22 años, asesinó a puñaladas al ser que le dio la vida cuando ambos celebraban el Día del Padre.

El sangriento hecho ocurrió ayer, a la 1:30 de la tarde, en el tercer piso del block 38-A4, de la Unidad Vecinal Matute, en La Victoria, frente a un grupo de familiares, que nada pudo hacer por evitar la tragedia.

Según informaron los detectives a cargo del caso, Carlos Rafael Livia Valle, de 42 años, le increpó a Eduardo Valderrama –quien es su hijo biológico no reconocido– porque no trabajaba ni estudiaba.

"Al parecer, le dijo que no lo quería mantener, que era hora de buscarse un trabajo para que se solvente sus gastos", señaló un agente.

Pero el muchacho, que estaba ebrio, se molestó. Ambos comenzaron a discutir e incluso llegaron a golpearse hasta que Carlos Livia lo echó de la casa.

Antes de salir, el joven tomó un cuchillo de cocina y se lo clavó reiteradas veces en el cuello y en el pecho, hasta que Livia Valle murió desangrado.Efectivos de la comisaría de La Victoria detuvieron a Eduardo Valderrama, quien permaneció al lado del cuerpo.

En la dependencia policial confesó su crimen y dijo que estaba muy arrepentido. De acuerdo con la Policía Nacional, el homicida no tenía antecedentes policiales.

DATOS

- La División de Homicidios de la Dirincri se ha hecho cargo de las investigaciones.

- En las próximas horas Valderrama sería trasladado a la Fiscalía.

- Su familia evitó declarar.