NUNCA MÁS. Mujeres exigen mayor seguridad a las autoridades. (Reuters)
NUNCA MÁS. Mujeres exigen mayor seguridad a las autoridades. (Reuters)

NUEVA DELHI (Agencias).– La India vivió ayer una escalada de manifestaciones de ira y dolor por el fallecimiento de la estudiante de 23 años que fue violada por seis hombres el pasado 16 de diciembre. La joven se encontraba internada en un hospital de Singapur.

Tras conocerse la noticia de la muerte de Amanat –como la bautizó la prensa porque no se ha revelado su nombre–, las manifestaciones comenzaron en las calles de Nueva Delhi y se extendieron a otras ciudades de la India.

La joven había sufrido una lesión grave en el cerebro, un paro cardiaco e infecciones en los pulmones y, sobre todo, en el abdomen. Al parecer, le habían destrozado los intestinos con una barra de metal introducida por la vagina.

El viernes, la Policía detuvo a seis sospechosos de la violación múltiple de la joven estudiante de fisioterapia, quien fue ultrajada dentro de un autobús y, luego, arrojada desde el vehículo en marcha.

CLAMAN JUSTICIAEn las protestas, los pobladores clamaban justicia y anunciaban que van a continuar con la lucha contra la violencia sexual y por más derechos para las mujeres.

Por su parte, el primer ministro Manmohan Singh pidió que las emociones que ha de-satado este caso contribuyan a un cambio en la sociedad.

"Ella podrá haber perdido la lucha por la supervivencia, pero está en nosotros garantizar que su muerte no haya sido en vano", declaró en una rueda de prensa.

SABÍA QUE

- India registró casi 25 mil casos de violación el año pasado, una cifra que ha aumentado en un 25% desde 2006.

- Funcionarios del Gobierno de Delhi dijeron que pronto se pondría en marcha un registro con los nombres y fotografías de los violadores convictos.