Los ‘tories’ se oponen a ley. (Reuters)
Los ‘tories’ se oponen a ley. (Reuters)

LONDRES (EFE).– El Gobierno conservador británico defendió la necesidad de legalizar las bodas gay con el fin de fortalecer la institución del matrimonio, al tiempo que planteó que estos enlaces sean opcionales en templos religiosos.

La ministra de Cultura e Igualdad, Maria Miller, fue la encargada de dar detalles sobre la propuesta legislativa que se votará el próximo año y que podría entrar en vigencia a partir de 2014.

Pese al apoyo del propio primer ministro, David Cameron, se calcula que el 40% de los diputados conservadores ('tories') votarían en contra.

El asunto más delicado de la ley es la autorización de que las bodas gay se puedan realizar también en iglesias, algo a lo que se oponen los 'tories'. Sin embargo, el Gobierno propuso que esto sea opcional.