Incertidumbre. La Universidad Católica ya precisó anteriormente que se rige por las leyes peruanas. (Luis Gonzales)
Incertidumbre. La Universidad Católica ya precisó anteriormente que se rige por las leyes peruanas. (Luis Gonzales)

La Secretaría de Estado de El Vaticano decidió prohibirle a la Pontificia Universidad Católica del Perú que use los títulos de "pontificia" y "católica" en su denominación, suprimiendo la concesión que le fue otorgada en 1942.

El decreto, suscrito el pasado 11 de julio, determina, además, que la referida casa de estudios, "como persona jurídica que es de la Iglesia", seguirá sometida a la legislación canónica en las materias en las que está actualmente vinculada.

Cabe señalar, sin embargo, que esta disposición colisiona con un acuerdo de la Asamblea Universitaria –de setiembre de 2011– que establece que la sujeción de la Universidad Católica es a la Constitución y a las leyes peruanas antes que a los dictados de El Vaticano, si es que estos no son acordes a los derechos a la libertad de cátedra, al derecho civil de sus propiedades y a la autonomía universitaria en su administración.

En el documento –publicado por el portal católico ACI Prensa– se puntualiza también que la decisión podría ser revisada por la Santa Sede en un "futuro próximo" si es que las autoridades universitarias competentes reconsideran su posición. Con ese fin, anticipa que seguirán "atentamente" cómo evoluciona la situación de la universidad.

EN EVALUACIÓNMientras, a través de su página web PuntoEdu, el rectorado de la universidad acusó recibo del decreto de El Vaticano de manos del Nuncio Apostólico, James Green, y anunció que el mismo será puesto en conocimiento de la Asamblea Universitaria este lunes 23, en el marco de la sesión que ya había sido convocada para otros fines.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Estudiantes, Sigrid Bazán, pidió a sus compañeros evitar especulaciones pues –dijo– las consecuencias legales de la medida serán analizadas el lunes.

DATOS

- En 1990 se iniciaron los pedidos de la Santa Sede a la U. Católica para que adecúe sus estatutos a la Constitución Apostólica.

- La universidad, en tanto, ha replicado que, antes, la Arquidiócesis de Lima debe renunciar al control de la gestión de los bienes de esa casa de estudios.