notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21quererteatiperu21@gmail.com

El contexto actual de selección en los colegios es una realidad dura pero inevitable. ¿Cómo hacemos para participar sin quedar dañados en el intento? Quizás lo más importante es saber elegir correctamente el colegio al que asistirá nuestro hijo. Es preferible postularlo a uno en el que tenga francas posibilidades que llenarlo de clases y terapias solo para que ingrese a aquel que los padres prefieren. Sin darnos cuenta, nuestras propias expectativas del futuro de nuestros hijos nos ciegan respecto a lo que a ellos les conviene y los hará felices. Es importante pensar que el colegio, más que ser un símbolo de estatus o un lugar en donde formen niños cada vez más competitivos, es un lugar en donde el niño pasará largas horas de su vida y, si es un lugar en donde no se siente cómodo, aceptado y valorado por lo que es realmente, sufrirá tanto que no aprovechará los supuestos beneficios de aquel "buen" colegio. Un colegio en el que encaje como realmente es forjará mejor su autoestima, base fundamental para lograr ser en el futuro aquello que realmente quiere ser.