Preste atención a los llamados de alerta del cuerpo
Preste atención a los llamados de alerta del cuerpo

Sentirse bien y mantener una salud óptima implica no descuidarse. Es decir, si nota algo raro en su organismo, tome de inmediato medidas preventivas. No se trata de ser hipocondríaco, solo precavido. Por ejemplo, la presencia de un mal cardíaco puede manifestarse por súbitos dolores en la quijada, hombros, brazos, además del pecho. Si usted tiene riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, ya sea por estilo de vida o herencia genética, no pase por alto estos escenarios. Otro dolor común es el de la espalda baja. Mucho creen que es un tema de columna o músculos, cuando bien puede tratarse de un serio problema: cálculos renales. Asimismo, las molestias en los testículos tampoco deben ser ignoradas. Si presenta dolor, puede tratarse de algún tipo de inflamación o, incluso, la presencia de un tumor. En general, sea valiente y despeje cualquier sospecha clínica. Cuanto más temprano, mejor.