MÁS PROTESTAS. Las manifestaciones pacíficas a favor de Fernando Lugo van en aumento. (Reuters)
MÁS PROTESTAS. Las manifestaciones pacíficas a favor de Fernando Lugo van en aumento. (Reuters)

ASUNCIÓN/WASHINGTON (Agencias).– En medio de la tensión que vive Paraguay por la destitución del presidente Fernando Lugo, su sucesor Federico Franco envió un mensaje de gobernabilidad, aunque alertó del riesgo de una "guerra civil" y no escatimó en advertencias a sus principales socios: Brasil y Argentina.

Acomodado en la mesa de su despacho, este político liberal –de 49 años y médico de profesión– aseguró que es "el responsable de garantizar que no habrá una guerra civil" en su país a raíz del controvertido juicio político en el Parlamento que le costó el cargo a Lugo.

Recalcó que en las calles paraguayas "no hay policía ni militares" y que la vida continúa con absoluta normalidad, por lo que su prioridad es "mantener la calma".

Tras garantizar ese objetivo, la segunda meta es "demostrar que somos un gobierno absolutamente democrático", añadió Franco, quien prometió hacer en una semana todo lo que no hizo Lugo durante sus cuatro años de gobierno.

¿LUGO RESIGNADO?Entre tanto, el destituido mandatario Fernando Lugo indicó que "solo un milagro me devolverá el poder" ya que "las puertas jurídicas y políticas se cerraron". El exobispo prepara una cruzada por todo el país para explicar su "arbitraria" destitución.

Asimismo, señaló que no asistirá a las cumbres del Mercosur y de Unasur que se realizarán este viernes en Mendoza (Argentina), luego de que el gobierno de Francisco Franco le advirtiera que si viajaba se expondría al ordenamiento legal de la república.

De otro lado, seguidores de Lugo realizarán hoy una concentración en la Plaza de la Libertad, en Asunción, mientras que organizaciones campesinas y sociales anuncian cortes de rutas a nivel nacional.

TENGA EN CUENTA

- Según un cable de la embajada estadounidense en Asunción publicado en agosto de 2011 por WikiLeaks, el expresidente paraguayo Nicanor Duarte y el exgeneral Lino Oviedo planearon un "golpe democrático" para sacar a Fernando Lugo del poder en el año 2009.

- El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, aclaró que no tienen facultades para intervenir en Paraguay y solo pueden buscar un acercamiento entre las partes.