Primer ministro pide guardar la calma y no ser caja de resonancia del terrorismo. (Heinera Aparicio)
Primer ministro pide guardar la calma y no ser caja de resonancia del terrorismo. (Heinera Aparicio)

El presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez, se disculpó por calificar de "novela" las advertencias que los medios de comunicación y la opinión pública hicieron sobre el ataque terrorista a helicópteros en el aeródromo de Kiteni (Cusco).

"Los políticos tenemos que hacer declaraciones más centradas (….) probablemente fue un error haber dicho eso, pero tenemos que guardar la calma y no hacer resonancia del terrorismo, que busca generar miedo. Nos toca a los políticos dar tranquilidad", manifestó en RPP Televisión.

Sin embargo, el premier reiteró su pedido para evitar las especulaciones sobre el tema. "Salen una serie de personas a opinar. Hay que dejar que los expertos sigan haciendo su trabajo", subrayó.

Más adelante, aseguró que "sí existe seguridad en los puntos sensibles de la zona de ataque".

CONTRADICCIONESNo obstante, estas declaraciones se contradicen con las del ministro de Defensa, Pedro Cateriano, quien reconoció que hay inacción en las fuerzas del orden en la zona donde se produjo el reciente atentado subversivo.

"Lamentablemente, y no es queja ni crítica, ha habido una inacción, y esta situación ha sido revertida por una acción militar", señaló ayer tras sostener una reunión con los directivos de la Confiep.

A su turno, el presidente de este gremio, Humberto Speziani, indicó que la reunión con Cateriano y el jefe del Comando Conjunto de las FF.AA., José Cueto, había sido muy ilustrativa respecto a las medidas adoptadas por el Gobierno.

"Hay la seguridad de que seguirá la inversión y el apoyo del Estado para ello (…) Vamos a ganar; llevará un tiempo, pero se va a conseguir", afirmó.

Por último, la congresista Martha Chávez aplaudió las disculpas del premier y pidió que estas vengan de la mano con medidas más duras.

SABÍAS QUE

- Carlos Dammert, dueño de los helicópteros quemados, advirtió que los terroristas pueden atacar el gasoducto de Camisea.

- Más de 200 trabajadores abandonaron las estaciones de bombeo y de mantenimiento de Camisea en Kepashiato y en Kiteni.