PPC rechaza amenazas de alcaldesa de Lima
PPC rechaza amenazas de alcaldesa de Lima

Las amenazas de la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, denunciadas días atrás por los regidores metropolitanos del Partido Popular Cristiano (PPC), han reavivado añejas confrontaciones electorales.

El presidente del PPC, Raúl Castro Stagnaro, deploró ayer que la burgomaestre capitalina amedrente a los concejales pepecistas por el solo hecho de haber solicitado la formación de una comisión que investigue la venta, presuntamente irregular, de un terreno de la Beneficencia Pública de Lima a comerciantes de Mesa Redonda.

"Se acabó el equilibrio de poderes. Ustedes han cruzado el Rubicón político", fue lo que –según el regidor Alberto Valenzuela– les dijo Villarán a los concejales de oposición.

INTOLERANCIA"Quiere decir que el viejo estilo marxista leninista de ser intolerante, de acusar y agraviar, sigue vigente en la Municipalidad de Lima. Los regidores han sido víctimas de atropellos por una banda de matones que estuvo en las galerías insultando al PPC. Lo que pedimos es que se esclarezca si ha habido donación o intento de donación de bienes públicos; no le imputamos nada a la alcaldesa", explicó Castro en declaraciones a RPP.

Añadió, por último, que si su agrupación respaldó el pedido de vacancia de Villarán fue en protesta por el trato recibido, y aclaró que esta fue planteada por un ciudadana y no por su partido.

REVOCATORIADe otro lado, regidores de Fuerza Social, encabezados por el teniente alcalde Eduardo Zegarra, anunciaron que impugnarán el fallo del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que le ordena al Registro Nacional de Identificación y Estado Civil continuar con la revisión del cuarto lote de firmas que avala el pedido de revocatoria de Villarán. "Esperamos que el Jurado lo atienda y las cosas vuelvan al cauce de la legalidad", indicaron.

DATOS

- Castro marcó distancia del pedido para revocar a Villarán. "Es un proceso de filosofía marxista", afirmó.

- Lourdes Flores asegura que el PPC desea que la alcaldesa concluya su período legal, y explicó que el aval de sus regidores a la citada vacancia fue de carácter político.