Ppasos.perdidos
Ppasos.perdidos

La próxima elección del nuevo presidente del Congreso no solo ha fracturado la bancada de Alianza Parlamentaria. También ha desatado una lucha fratricida no solo en la oficialista Gana Perú, sino también en Perú Posible. En ambos casos, el apetito por ocupar la presidencia y la primera vicepresidencia del Legislativo es tan voraz que la militancia ha hecho tabla rasa de las directivas de sus respectivos líderes y ha cuestionado a sus propuestos candidatos: Víctor Isla y Carmen Omonte.

Fuentes legislativas comentaron a Pasos Perdidos que el apresurado aval de Alejandro Toledo a la postulación del gobiernista Víctor Isla al sillón presidencial del Legislativo no solo les ha quitado la sonrisa a sus aún socios de Acción Popular. También ha generado envidia y recelo en algunos peruposibilistas. Entre ellos Cecilia Tait quien, ni corta ni perezosa, aseguran, ha reclamado que el representante de la chakana para la Mesa Directiva sea elegido por la bancada y votación de por medio, confiando quizá en inclinar la balanza a su favor. Su postura, sin embargo, ha encontrado inmediata resistencia en añejos toledistas que, si bien la reconocen como una figura mediática, no le conocen vida partidaria activa en Perú Posible.

Guerra aparte es la de Gana Perú, donde la bendición palaciega ha recaído en Víctor Isla. No obstante, contagiado por los vientos de rebeldía –tan comunes hoy en tiendas oficialistas–, Fredy Otárola ha empezado a mover sus fichas. ¿Su objetivo? Sus colegas provincianos a quienes, llamada tras llamada, pretende alinear en una corriente que lo catapulte a él como el 'elegido' para suceder a Daniel Abugattás quien, a propósito, empieza a jugar los descuentos de una gestión que concluye sin pena ni gloria.