“No tienen por qué ponerse nerviosos”
“No tienen por qué ponerse nerviosos”

Los presidentes regionales están en contra de que el Congreso revise el proceso de descentralización.Creo que no deben ponerse nerviosos. El proceso de descentralización es eso: un proceso. No es un modelo acabado, es un modelo de permanente cambio.

¿El Ejecutivo debió consultarles antes de presentar la propuesta?La descentralización es una política de Estado. Es un proceso que se debe seguir profundizando. Esto no debería parar en ningún momento. Además, este concepto está en el Acuerdo Nacional.

Las autoridades regionales creen que la revisión busca debilitarlos, pues solo se busca replantear su rol.Hay que incorporar un principio de orden en la descentralización. Se registraron casos lamentables donde los gobiernos regionales han pretendido invadir las competencias del gobierno nacional. Tampoco podemos confundir ni pensar que el Ejecutivo pueda descentralizar algunas funciones.

La propuesta de la PCM contempla crear juntas macrorregionales. ¿Es acertada la idea del Ejecutivo?Las juntas de coordinación interregional son una buena vía para avanzar en el objetivo final, que son las macrorregiones. Eso se enterró con el referéndum que se hizo.

¿Podría tener luz verde en el Congreso, pese a la oposición de los presidentes regionales?En el fondo no tenemos aún regiones. Tenemos departamentos a los que se les ha cambiado el nombre, pero la aspiración como país es la formación de verdaderas regiones o macrorregiones que utilicen bien los recursos de las unidades de gestión educativa, direcciones de minería, seguridad, entre otros.