Cortejo fúnebre en Pyongyang. (Reuters)
Cortejo fúnebre en Pyongyang. (Reuters)

PYONGYANG (DPA).– Miles de personas llorando y gritando bajo la nieve acompañaron el cortejo fúnebre del fallecido líder de Corea del Norte, Kim Jong-il, en el primer día de los funerales oficiales.

El funeral se inició en el mausoleo de Kumsusan, donde el cuerpo de Kim yacía en un féretro de cristal desde su muerte, el 17 de diciembre. Desde allí partió el coche –con flores blancas y con una bandera del partido– que lo trasladó por la ciudad, precedido de otro vehículo que portaba una enorme fotografía de un Kim sonriente.

El hijo menor y sucesor del desaparecido líder, Kim Jong-un, acompañó el cortejo fúnebre tras cruzar la plaza situada frente al mausoleo. Los funerales oficiales concluirán hoy con una ceremonia a nivel nacional y tres minutos de silencio.