Murió en golpiza de policías. (USI)
Murió en golpiza de policías. (USI)

El Colegiado A de la Sala Penal Nacional deberá decidir mañana, a más tardar, si levanta el mandato de detención que pesa sobre dos de los policías a quienes se acusa de haber participado en el asesinato de Gerson Falla Marreros, ocurrido en abril de 2011.

Los defensores de los suboficiales Alfredo Huamán Álvarez y Diopoldo Aguilar Camacho presentaron ayer dos recursos legales para apelar esa orden. Actualmente, ambos agentes –que laboraban en la comisaría de San Borja en el momento de los hechos– están prófugos.

El abogado de la familia de la víctima, James Rodríguez, indicó que existen agravantes para que los custodios acusados sean capturados.

"Tienen antecedentes penales por agresión y por falsificación de documentos, entre otras faltas. Además, hay peligro procesal (que salgan del país), por lo que no pueden seguir libres", manifestó el letrado a Perú21.