Evalúa todos los escenarios. (Luis Gonzáles)
Evalúa todos los escenarios. (Luis Gonzáles)

El presidente chileno Sebastián Piñera admitió ayer que le preocupa un fallo adverso sobre la demanda marítima, que está en manos de la Corte de La Haya.

Sostuvo que uno de los peores escenarios para su país se daría si el tribunal estima que la frontera marítima con el Perú no es el paralelo (como argumenta Santiago) sino una línea equidistante, como reclama Lima. "Este sería un resultado muy preocupante", expresó.

No obstante, insistió en sus declaraciones triunfalistas y reiteró que la posición chilena es "sólida", por lo que espera un "resultado favorable".

En tanto, el vicecanciller chileno Fernando Schmidt dejó su cargo a menos de un mes para el inicio de la fase oral, el 3 de diciembre. Al respecto, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, dijo que se busca "fortalecer el trabajo de la Cancillería" frente a una etapa "exigente, muy importante y tremendamente significativa".